domingo, julio 01, 2007

Me encanta Nadal, pero yo crecí con Ferrero.


Hoy en día, en el mundo del tenis, si preguntamos a todo el mundo, les guste el deporte o no, sabrán decirte dos nombres: Rafa Nadal y Roger Federer. Los dos mejores tenistas de la actualidad. La clase, la fiabilidad del suizo, contra la potencia, la lucha a muerte del español.

Siempre hay algún jugador que pueda plantearles problemas, pero no están contiuamente arriba. El problema, es que hace unos años eran muchos los tenistas que estaban en la cima. Y uno de ellos era Juan Carlos Ferrero (Juanqui). Este tenísta valenciano (de Onteniente), comenzó a despuntar con 18-19 añitos, pero su fama y su reconocimiento llego a partir del 200, cuando comenzó a ganar varios torneos importantes y llegando a rondas bastante altas en los torneos de mayor prestigio. Sin olvidar, aquel PARTIDAZO que jugó contra Lleyton Hewitt en la final de la Copa Davis, que significó el triunfo español y así conseguir la "ensaladera". Estuvo varias semanas en el número 1 del ranking ATP.

Durante tres años más siguió en la cabeza, pero, en ese año, sufrió un problema de varicela y una lesión costal que se tradujo en su caida a puestos muy bajos del ranking, lo que afectaba a los torneos, pues se enfrentaba a grandes jugadores en primeras rondas y, poco a poco fue despareciendo.

Y ahora, después de ir poco a poco recuperando su nivel, está haciendo un gran tenis en Wimbledon y ya está en en Octavos. Si supera la prueba, se cruzará con Federer en cuartos, y me gustaría que le ganará. No porque quiero que gane un español, no porque Federer me caiga mal, si no porque me encantaría volver a ver a un gran tenista que pueda gritar al mundo: "Nunca me había ido". Por el deporte, por el juego, por la persona.

Soñar siempre es gratis. ¡Animo, Juanqui!

2 comentarios:

La Voz Anónima dijo...

¡QUÉ RAZÓN TIENES! Discutiendo con los colegas siempre me quedo solo defendiendo que Ferrero ha sido (y lo será siempre) uno de los grandes del tenis español. Decir que es un don nadie, que sólo fue un chavalín con un golpe de suerte en el momento idóneo es hablar por hablar.
Gran trabajo, Alex, por refrescarles la memoria a muchos.

rubén dijo...

Muy bueno el comentario sobre mi tenista preferido. La verdad es que está jugando de puta madre, pero contra Federer... es practicamente imposible. Pero bueno... POBRE DEL QUE QUIERA ROBARNOS LA ILUSIÓN!!! Como me gustaria que lo ganara joder! Bueno, haber que pasa. Siempre Juanqui!