sábado, mayo 26, 2007

Sesión doble: Big Fish & Gattaca

Toma ya. Hoy pongo dos películas por el precio de una (bueno, mejor dicho de nada, porque si cobrara no entraba nadie...). Y dos de tipo fantástico, pero muy diferentes entre sí.

La primera de ellas, es un cuento dirigido por Tim Burton.Tras regresar a casa para estar al lado de su padre moribundo, y sentarse al lado de su cama, William Bloom se ve forzado a escuchar las interminables historias de la juventud de su padre, Edward. Asi, el joven Will tratará de saber más de su padre moribundo, separando los hechos de la ficción, a través de los mitos e historias que su padre le narraba... en un intento por desvelar la verdadera realidad. (FILMAFFINITY)

Es una película un tanto diferente (cosa normal viniendo de quién viene), y que cuando la ví, no puse mucho entusiasmo, pero poco a poco fue llegandome más y más, hasta que durante los últimos veinte minutos no pude ni pestañear. Un carrusel de emociones que te sacarán una sonrisa, y tal vez, una lagrima.

Al principio de la película os sentireís bastante descolocados, pero la historia que narra por partes el personaje de Edward Bloom adulto (impecable Albert Finney), se va a haciendo más y más interesante a medida que la película avanza, llegandote a creer que lo que contaba pudiera ser todo verdad. Eso es en parte a un guión magnífico, que sabe llevarte por el sendero de la fantasia y darle un toque de originalidad. No es tan oscura como otras películas de Burton, lo cual (para mi) es un punto a favor del film. La fotografía es simplemente espectacular, muy llamativa, inundando la pantalla de colores vivos que consiguen el efecto deseado por el director. Un pequeño error de la película es que tiene un par de bajones de ritmo a mitad del metraje, pero no son importantes para la calidad global del filme.
La música es preciosa, una de las mejores BSO de los últimos años, sin utilizar ruidos fuertes, sonidos espectaculares. No, es todo lo contrario, es una de las partituras más suaves que he escuchado, y me ha encantado.

En cuanto a los actores, sólo hay un "pero" (y no es tan grave, pero es que el resto del reparto hace que se le note mucho), y es el personaje del hijo de Edward Bloom, Will. Billy Crudup parece no encontrarse cómodo frente a Albert Finney, salvo al final. Se queda pequeño frente a las actuaciones del personaje de Edward, interpretado en su juventud por Ewan McGregor (muy buena actuación, ya que le toca la parte más difícil), y por Albert Finney (se merecía una nominación al Oscar como mínimo) en su madurez. Les acompañan Jessica Lange, que sale poco pero bien, y secundarios del tipo de Burton, como Steve Buscemi o Danny Devito. Completan el reparto de una galería de freaks que cumplen con sus papeles.

Lo mejor: Los actores, la fotografía, la dirección... Casi todo.

Lo peor: Un par de bajones a mitad de la película. Sin importancia

Nota final: 8


Y ahora, paso a hablar de la segunda película. Gattaca, una historia de ciencia ficción no convencional.En el futuro, la mayor parte de los niños son concebidos in vitro y con técnicas de selección genética. Vincent (Ethan Hawke) es uno de los últimos niños concebidos de modo natural, pero nace con una deficiencia cardíaca por la cual no le otorgan más de treinta años de vida. Es un “no válido”, alguien condenado a ocupar los puestos menos gratos de la sociedad. Por el contrario, su hermano Anton recibe lo mejor de la carga genética de sus padres, lo cual le garantizará el acceso a infinidad de oportunidades. Desde niño, Vincent sueña con ir al espacio pero, por su condición de no válido, es consciente de que nunca podrá ser elegido haga lo que haga. Durante años ejerce toda clase de trabajos hasta que un día contacta con un hombre que le proporciona la llave para pasar a la élite: adoptar la identidad de Jerome, un deportista válido que se quedó paralítico por culpa de un accidente. Así Vincent podrá acceder a la Corporación Gattaca, una industria aeroespacial donde es seleccionado para una misión a Titán. Para hacer frente a las constantes pruebas genéticas a las que es sometido, deberá emplear inteligentemente las muestras de sangre y tejidos que Jerome le prepara. Todo irá bien hasta que el director de la misión es asesinado y las consecuentes investigaciones irán generándole dificultades para poder proseguir con su plan. (FILMAFFINITY)

Voy a confesar una cosa: Esta película me ha sacado lágrimas. Sólo por los últimos 5 minutos merece la pena disfrutar de esta obra.

No voy a decir que esta película es una obra maestra, pero si es una película que me ha hecho disfrutar y sus 100 minutos de película se me han pasado volando.

Uno de los mayores problemas del film es que podría ser considerado por mucha gente como una película muy “snob”, es decir, muy “pija”, lo cual en parte es razonable, porque durante todo el metraje no hay casí broma alguna, todos los personajes son muy sosos y aburridos, pero poco a poco te vas metiendo en su mundo y llegas a entenderlos. Creo que la película mantiene un ritmo alto todo el metraje, llegando al climax en uno de los mejores finales que he visto en muchísimos años. La fotografía y la ambientación está inmejorables, con unos tonos muy diferentes para expresar diferentes emociones.

En cuanto a los actores, he de destacar a Jude Law. Él solo, se COME la pantalla, es lo mejor de este film. El auténtico Jerome es un personaje torturado, y Jude se lo toma como si fuera el mismo, y hay partes de la película en que no veo al actor, si no al personaje. Ethan Hawke cumple bien con su papel, y Uma Thurman también, pero no me llego a creer en ningún momento su extraña historia de amor. Y eso es algo que le quita puntos en mi nota final. La historia del policía está metida a calzador, y eso es otro lastre en cuanto al resultado final.

Nota final: 7

Lo mejor: Jude Law, la ambientación, la música.

Lo peor: Un poco pretenciosa (pero no es un defecto grave), falta de química entre Hawke y Thurman (y eso que de aquí salieron como marido y mujer).

La escena: EL FINAL. Sin duda, y repito, uno de los mejores que he visto y veré. Todo ayuda: las actuaciones, la música, la imagen… TODO.

¡Un saludo a todos!

1 comentario:

La Voz Anónima dijo...

He visto ambas películas y las dos me han encantado, especialmente Big Fish (el final me hizo un nudo en la garganta, por poco no lo cuento) xD
No hablemos ya de Gattaca, madre mía qué historia y cómo se cuenta.

En fin, que estoy totalmente de acuerdo con tu análisis.

Sigue así, que te lo estás currando mucho y bien.